PATRIOTS 29 COWBOYS 35. EL ANALISIS

Otra vez un enfrentamiento ante un buen rival, otra vez al frente en el marcador por grandes lapsos del partido, otra vez los mismos errores de concentración y otra vez una descorazonadora derrota para los New England Patriots. Estadísticamente fueron abrumadoramente dominados por los Cowboys, pero como los números solo cuentan una parte de la historia, la verdad es que este fue otro partido que se pudo haber ganado, pero no se concretó la victoria, en algo que se está convirtiendo en costumbre en Foxboro.

El análisis.

New England comenzó a tambor batiente, los visitantes tuvieron la primera ofensiva, y estando en la yarda 34 de su propio territorio, decidieron jugársela en cuarta y uno, pero la defensiva producto de una rápida reacción de Hightower y McCourty, detuvieron e Ezekiel Elliott para entregarle una excelente posición de terreno a su ofensiva. New England aprovechó la situación, y en 3 jugadas anotó touchdown, teniendo a Damien Harris como eje del ataque, con dos acarreos y 25 yardas incluida la jugada de anotación, para poner el marcador 7-0 a favor de los locales.

Dallas respondería con una larga serie ofensiva que casi no consumió reloj, y tras una marcha de 7 jugadas y 75 yardas en la que se recargaron en un efectivo juego aéreo, con pase de Dak Prescott a Blake Jarwin, los Cowboys empataban el partido 7-7.

Pero si de ofensivas rápidas se trataba, los Patriots contestaron con una magistral serie de 4 jugadas, y tras un pase de 20 yardas de Mac Jones, Hunter Henry anotaría por tercer partido consecutivo para poner el marcador 14-7 y devolverles la ventaja a los locales.

El partido se convertiría en un intercambio de golpes, y Dallas de nueva cuenta montaría una buena serie ofensiva, internándose en la yarda 16 de los Patriotas, consumiendo más de 7 minutos en el reloj de juego, pero en tercera y 9, Dak Prescott lanza a zona de anotación, y tras un desvío de Justin Bethel, Kyle Dugger intercepta y devuelve el balón hasta la yarda 25. New England lograría mover de nueva cuenta las cadenas, y estando en la yarda 25 de Dallas, Mac Jones lanza un preciso pase de anotación a Jakibi Meyers, pero la jugada sería anulada por un sujetando en la línea ofensiva a cargo de James Ferentz, y en la siguiente luego de una captura, Mac Jones suelta el balón que es recuperado por Dallas. Los visitantes de nueva cuenta avanzaban a placer, la defensiva cedía yardas en cada jugada, y lograron llegar a zona roja de nueva cuenta, pero la defensiva bajó la cortina cuando más importaba y la visita tuvo que conformarse con un gol de campo para acercarse 14-10. Volvería New England al ataque, pero esta vez no lograrían nada, y luego de 3 jugadas intentarían despejar, pero la patada fue bloqueada dejando a la ofensiva de Dallas en la yarda 22. Logran los visitantes acercarse a la yarda uno, pero la defensiva logró la hazaña de detenerlos en 4 juagadas, y tras jugársela en cuarta y gol, Dak Prescott en un acarreo brincó por encima de la línea, pero un manotazo de Ja´Whaun Bentley devolvió la posesión del balón a New England. La ofensiva de New England no lograría nada y con ello termina la primera mitad.

La segunda mitad estaría cargada de emociones, pero el dominio de Dallas comenzaba a manifestarse en todo su esplendor. Los Patriots comenzarían al ataque, pero tras 3 jugadas y avanzar solamente una yarda tuvieron que despejar, era la tercera ocasión consecutiva en que la ofensiva dejaba el campo tras un tres y fuera. Los equipos intercambiaron despejes y en su segunda serie del complemento, Dallas orquestó una larga marcha de 91 yardas que culminó en un pase de anotación de Prescott a CeDee Lamb para con ello adelantarse por primera ocasión en el marcador y ponerse 17-14. La ofensiva vuelve a la carga, pero de nueva cuenta se quedan cortos, ya no estaban logrando mover las cadenas, se volvieron previsibles y la línea no le daba protección a Mac Jones ni abría huecos para los corredores. Dallas, sin embargo, comenzaba a reflejar poco a poco su gran dominio, y de nueva cuenta orquesta una larga marcha que culminó en un gol de campo de 45 yardas para ampliar su ventaja 20-14 restando 13 minutos del último cuarto. New England recuperó la memoria a la ofensiva, logrando una buena serie sobre todo moviendo el balón por la vía terrestre, y tras una marcha de 13 jugadas y 75 yardas, el novato Rhamondre Stevenson anota a acarreo de una yarda, para devolverle la ventaja 21-20 a los Patriots. Dallas vuelve a mover las cadenas, la defensiva comenzaba a mostrar cansancio luego de estar dentro del campo durante casi 2 terceras partes del partido, sin embargo, no lograrían los visitantes nada tras fallar un intento de gol de campo de 51 yardas. New England no aprovechó la excelente posición de terreno, y en su segunda jugada de la serie, Mac Jones comete un grave error lanzando una intercepción que Trevon Diggs regresaría hasta la anotación, Dallas intentaría la conversión de dos puntos, pero se quedaron cortos, y así el marcador quedaría 26-21. Sin embargo, el joven Jones no se quedaría cruzado de brazos, y con mucha fortaleza mental se repuso, para en la primera jugada lanzar un hermoso pase a Kendrick Bourne quemando en la cobertura al mismo Trevon Diggs, Bourne recorrió 75 yardas en total para anotar, y tras concretar la conversión de dos puntos, producto de un pase de Jones a Meyers, los Patriots se volvían a poner al frente 29-26 restando dos minutos con 11 segundos. Dallas volvería al ataque y aunque avanzaban con facilidad, los castigos los estaban matando, estaban en tercera y 25 en su propia yarda 45 restando 31 segundos, y la defensiva que ya no detenía nada, permitió una jugada de 24 yardas acercándose así los Cowboys a terreno de gol de campo, que convertirían en la siguiente jugada para empatar el partido 29-29 y obligar así a los tiempos extras.

New England comenzaría al ataque, pero no pudieron hacer gran cosa, y tuvieron que despejar, Dallas esta vez no perdonaría y montó un ataque de 7 jugadas que coronó con un touchdown en pase de Prescott a Lamb para así terminar el partido con la victoria para su causa 35-29.

Conclusión

Está convirtiéndose en tendencia el hecho de pelearle a los buenos equipos, incluso dominarlos por lapsos del partido, pero a final de cuentas caer en el marcador final, la realidad es que los Patriots no saben o no pueden sostener ventajas. La ofensiva se mostró mejor en este partido, logrando anotar su mayor cantidad de puntos en lo que va de la temporada con 29. Mac Jones sigue evolucionando, pero este partido tuvo su primer gran error, aunque no se le debe reprochar, pues se repuso en grande una serie después. La línea ofensiva comenzó muy bien, pero bajó su nivel conforme el partido avanzaba. La defensiva la primera parte jugó magistralmente en zona roja, deteniendo los embates de Dallas, pero la segunda mitad ni pudieron frenar al ataque visitante y se comieron 25 puntos (incluyendo el tiempo extra), el perímetro fue quemado constantemente por Prescott. Los Patriots caen a una marca de 2-4, y con la inconsistencia que están jugando será extremadamente difícil que puedan recomponer, existen chispazos en ambos costados del balón, pero no la consistencia que se requiere para poder aspirar a grandes cosas.

Escribir un comentario

Mi carrito Removido. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.